Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón

Rebelión agricola

Angel Virgen Alvarado

Alito no es culpable

José Inés Figueroa

Gobernadores

Arnoldo García

Cd. Victoria

MORENA: ¿Mito o realidad en Tamaulipas?

Fernando Acuña

Viernes 14 de junio de 2019

Ha llegado el momento de preguntarnos: ¿existe MORENA  en Tamaulipas?  Y si la pregunta es afirmativa, entonces  la siguiente duda es: MORENA  es el JR, es Américo, es el Guasón? ¿Es Adrián Oseguera, es Mario López? ¿Es  el profesor Enrique  Torres..? ¿Es el Frente Amplio por Tamaulipas que comanda Héctor, “El Negro” Dominguez,  Antonio Macias Ruiz y Joaquín Olea? ¿Es  el ex priismo que fue  excluido  por Yeidckol Polevnski?

¿Es  un mito o una realidad MORENA  en Tamaulipas?  

Sea cual sea la respuesta, lo cierto es que, este dos de junio, el poderoso partido que  obtuvo más  de treinta millones de votos a nivel nacional,  en la pasada elección presidencial, esta vez solo alcanzó en nuestra entidad, 244 mil noventa  sufragios.

En  la elección para alcaldes del 2018, (una contienda doméstica que puede analizarse en el mismo rasero  de los recientes diputados locales)  MORENA  tuvo aquí, una votación de 388 mil 723 votos. O sea, si medimos el tema en este parámetro, pues vemos que,  el morenismo se desinfló  con 144 mil , 633 votos menos.

En 2018, AMLO ganó en Tamaulipas con un porcentaje total de más del 47 por ciento del total de los votos emitidos. Obtuvo 603 mil 081, sumados los  votos de tamaulipecos en el extranjero, con triunfos en ocho de los nueve distritos en disputa.

Vale la pena especificar que el único distrito donde perdió  el candidato presidencial  Andrés  Manuel  López  Obrador, fue el VI  con cabecera en ciudad Mante. La región esta conformada por  ciudad Mante,  Abasolo, Aldama, Antiguo Morelos, Bustamante, Casas, Gómez Farías, González,  Jaumave, Jimenez, Llera,  Miquihuana,  Nuevo Morelos,  Ocampo, Palmillas, Soto  la Marina, Tula  y Xicotencatl.

Sumados en su conjunto, en los municipios del VI distrito, según los resultados oficiales, el candidato presidencial  panista, superó a AMLO por 63 mil 814 votos, contra 60 mil 282 sufragios.

Los números del senador  Américo  Villarreal  Anaya  fueron de 610 mil 315 votos a su favor.

¿Si  fuese AVA  el candidato a la gubernatura, sacaría  por si solo  esta misma cantidad de boletas cruzadas a su favor?

Les hemos presentado una somera  comparación en números duros, de lo que ocurrió en el 2018 en Tamaulipas, y posteriormente lo que sucedió un año después, donde  la asistencia de los ciudadanos a las urnas  se  derrumbó en un cien por ciento.

Los resultados son  confusos, y  contradictorios, pues de acuerdo a  la lógica, si el apenas  el año pasado, el electorado se volcó en las urnas, votando a favor de AMLO, así como de sus senadores  y diputados, entonces en el 2019, se esperaba que sucediese  algo parecido, ya  que AMLO no era candidato, sino que ya estaba instalado en el poder de la  Presidencia.

¿Funcionó mejor el efecto AMLO como candidato que como Presidente de la república?

¿Qué fue lo que ocurrió  con su partido MORENA, en apenas  un año, en lo relacionado con Tamaulipas?

Aquí es donde volvemos a la pregunta inicial: ¿Es un mito MORENA  en nuestro estado..? ¿Es  una mentira..? ¿Una metáfora de una esperanza fallida? No se puede  deducir  otra cosa, cuando vemos que  en esta elección por el Congreso local, el Partido  Acción  Nacional, supero al morenismo  por  427 mil 390 votos, contra apenas 244 mil 90 sufragios. Le sacó nadamás y nada menos que 183 mil 300 votos de ventaja.

¿Qué fue lo que ocurrió..?  Lo que  sucedió fue que el partido  MORENA  de AMLO  se redujo a su mínima expresión, porque así lo quiso  su dirigente nacional, Yeidckol Polevnski, una dama que puso  un muro para que  la militancia  de morena no creciera, y  atajó  a los candidatos externos que buscaban postularse a cargos de elección popular.

Con la anuencia o  sin ella, del Presidente de la república, la señora  Yeidckol  debilitó a MORENA, y  se convirtió en el factor central de la derrota obradorista.

Lo más grave es que, ahora  la posible sucesora   en la dirigencia nacional de  MORENA, la señora  Bertha Luján, trae la misma escuela y pertenece a la misma  facción  política de su jefa Polevnski.

Esto no  avizora nada bueno para MORENA  o lo que quede de ella  en Tamaulipas, en este 2021.

Por eso les preguntábamos en un inicio, quien es MORENA en Tamaulipas, o sea  quien ostenta el liderazgo, quien es el que aglutina a todas las expresiones  de poder que citábamos en el inicio de esta columna.

Y la respuesta es que absolutamente nadie se hace responsable  de MORENA  en nuestro estado.Todos los grupos están jugando al Juan Pirulero, donde cada quien atiende su juego. O sea  el sectarismo y la división morenista  en el estado ,  es palpable, es una lastimosa realidad.

Al Presidente de la república esto parece importarle muy poco o nada. A la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez  Cordero, mucho menos. A la dirigente nacional de MORENA, Yeidckol Polevnski, lo que le interesa es mantener a su pequeño grupo en el control  del partido.

En consecuencia, señores, en Tamaulipas, MORENA  solo fue un hermoso sueño, que duró  hasta  la mañana siguiente de la elección presidencial, en el verano del 2018.

 A  partir  de ahí se esfumo. ¿Alguien  que me argumente, y que afirme lo contrario? Estoy esperando.

Más artículos de: Fernando Acuña
El Partenón

¿Cambio de 2 a 5? Da igual

J. Guadalupe Díaz Mtz.

Dificultador 

Martha Isabel Alvarado

La traición

Oscar Jiménez

¡Cambiadme la receta!

Carlos López Arriaga