Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
Valle de Texas

Semana de arranque de AMLO

Jose Luis B. Garza

Lunes 10 de diciembre de 2018

·El “error de diciembre”

·Encuesta del inicio

·Ante la gran prueba

Ha transcurrido ya la primer semana del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Si bien la función de gobernar lo ha puesto a prueba para llevar a cabo en la práctica lo que prometió como candidato, en términos generales el nuevo régimen ha dados sus primeros pasos con actos que confirman su congruencia pero, también con algunos reveses.

Por lo pronto no se ha registrado, hasta ahora, la catástrofe económica que algunos vaticinaron cuando asumiera sus funciones. Si bien al principio de la semana pasada el dólar tuvo un  ascenso en su cotización concluyo el viernes con una ligera baja. Meritorio, por otra parte, que mientras el Dow Jones en los Estados Unidos y las bolsas de Europa y Asia se mantuvieron a la baja la Bolsa Mexicana de Valores cerró el viernes prácticamente estable… hasta ahora.

De ninguna forma pretendemos afirmar que no se pueda producir una convulsión económica. Sin ánimos de ser catastróficos recordemos lo ocurrido  al inicio del gobierno del presidente  Ernesto Cedillo, cuando ocurrió el famoso “error de diciembre”, precisamente el 22 de ese mes en el año 1994 se produjo una catástrofe financiera que sumió al país en una seria crisis que se arrastró por meses, hasta que fue rescatado, en aquel entonces, por el gobierno Estados Unidos que encabezaba Bill Clinton, quien logró un préstamo de 20,000 millones de dólares para México.

De acuerdo con respetados estudios y estudiosos de economía “La crisis tuvo su clímax durante la administración del presidente Carlos Salinas de de Gortari (1988 -1994), quien incrementó el gasto fiscal a niveles históricos antes de terminar su mandato, mientras el peso mexicano se sobrevaluaba. El déficit elevado pudo reducir el flujo de inversiones y la generación de puestos de trabajo, motivo por el cual se decidió alentar las inversiones privadas en lugar de mantener la actividad estatal sin el adecuado control. Esta administración privatizó la banca nacional, la cual estaba en manos del estado y había sido intervenida apenas doce años antes por el presidente José López Portillo”.

Ningún mexicano en sus cinco sentidos, ni siquiera sus adversarios políticos (que no sus enemigos, AMLO dixit), sobre todos los que viven de sus trabajo y no poseen enormes fortunas, debería de tener el deseo de que las cosas no marchen bien.

Parafraseando al malogrado Luis Donaldo coloso, hay un pueblo con sed de justicia, pero más, con deseo de que se erradique la inseguridad imperante y se abata la pobreza persistente.

De acuerdo con una encuesta realizada tras los primeros días del nuevo gobierno por  Saba Consultores, que dirige Salvador Borrego Alvarado, podemos destacar algunos datos interesante como los siguientes: La noticia que los mexicanos tienen más presente es la toma de posesión de López Obrador con un 29 por ciento y en segundo lugar con un cinco por ciento el tema de la caravana migrante 5%; el principal problema del país es la inseguridad (37 %), segundo la corrupción (15%), tercero la delincuencia (9.8%), cuarto la falta de empleo (6.8); 68.2 por ciento de aprobación de la gestión de AMLO; 72.9 % de calificación de la labor  del nuevo presidente; en cuanto a la identificación de los ciudadanos con un partido Morena tiene el 29%, PRI 7.3% y PAN 7.0 %; y en cuanto a quien es el mejor político de México AMLO 16.1%, Felipe Calderón 2.7%, Enrique Peña Nieto 2.3%.

Entre otros datos de la misma encuesta indican que un 39.2 % piensa que cancelar el aeropuerto de Texcoco fue un acierto  contra un 40.9 % que considera que fue un error.

En cuanto a la desaparición del Estado Mayor Presidencial un 43% considera que fue un acierto, y un 38.1% que fue un error.

Un 55 % considera que lo más conveniente es que el presidente viaje en vuelos comerciales y un 32 % que no sea así.

En fin, es el principio de una jornada en la que hay ya algunos reveses en la gestión lopezobradorista, que se enfrentará a una dura prueba que es la presentación para su aprobación del nuevo presupuesto que tiene fecha límite el día 15 de diciembre.

Habrá mucha turbulencia política en diciembre sin duda.

Más artículos de: Jose Luis B. Garza