Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón

Sueño guajiro

Angel Virgen Alvarado

Ahí vienen los casinos

José Inés Figueroa

Casinos

Arnoldo García

Cd. Victoria

Momentos estelares de Américo

Fernando Acuña

Viernes 19 de octubre de 2018

Buenos momentos estelares  vivió el senador  Américo  Villarreal Anaya, durante la reciente gira de AMLO por Tamaulipas.

El primero fue en la plaza del quince Hidalgo y Juárez, frente a  palacio de gobierno, cuando un grupo de ciudadanos  le pidió  a López  Obrador,  su intervención para solucionar algunas demandas  de carácter social, éste se apoyó en el senador  de la república, diciéndoles que  sería a través de él, que se les daría respuesta a sus peticiones.

En este sentido, el próximo jefe del país, le está otorgando al cardiólogo que acaba de ganar con toda justicia, la senaduría de mayoría, un poder de gestoría muy relevante, ante la población  de los 43 municipios  de la entidad.

Semejante respaldo, creo que, tendrá que motivar  al médico  Villarreal Anaya, para que establezca oficinas  de  representación y gestoría,en las  principales ciudades del estado.Pero también en poblaciones pequeñas y alejadas.

Otro episodio interesante, compartido  por AVA y  AMLO, ya no se produjo en esta capital, pero si  se vivió en el viaje por carretera, rumbo a Tampico, cuando a  la altura del municipio de  González, un grupo  de lugareños,  los esperaba haciendo apuestas entre ellos,  sobre la posibilidad  de que Obrador  se detendría para saludarlos.

Cuando esto último ocurre, una mujer  del grupo, manifiesta su alegría, entre risas y exclamaciones de beneplácito. La sorpresa de sus acompañantes es tal, que algunos de plano avientan las mantas  que traían al suelo.  

-----¡Ja ja ja jayyy, yo sabía que no me iba a fallar mi López Obrador. No que no se bajaba mi Presidente..! ¡La foto, la foto!, piden otros.

---Aquí la gente de González que quiere saludarlo, le dice un señor, con un chaleco de MORENA. “Parecemos poquitos, pero somos muchos”, le dice una de las madres de familia.

Los únicos que viven este modesto, pero emotivo encuentro son AMLO y  Américo  Villarreal Anaya, por el motivo de que, eran ellos dos los que viajaban en uno de los  vehículos. Así se  abre otro espacio de buena vibra para el senador, pues  resulta que la imagen de la carretera entre Obrador y los portadores de las mantas, se hizo viral.

------DA ESPALDARAZO AMLO A GONZALEZ VALDERRAMA EN TAMPICO---

Se sabe que durante el  evento  de AMLO en el puerto jaibo, una de las figuras emergentes, que fue  objeto de un reconocimiento público por parte  del Presidente  electo, es el  ex jefe de la Delegación Cuauhtémoc, Rodolfo González  Valderrama. El sociólogo tamaulipeco, fue en el pasado inmediato, uno de los  operadores estrella de López  Obrador en Tamaulipas.

El pasado miércoles  por la tarde, durante el mitin, una de las novedades en los espacios del power moreno, fue éste político de nuevo cuño, egresado de la UNAM, y cuadro muy cercano  al líder del senado Ricardo Monreal. Fue su sucesor en la Delegación Cuauhtémoc.

Se dice que AMLO lo presentó  ante los miles de asistentes, más o menos en los siguientes términos:

---Rodolfo Gonzalez  Valderrama, es un amigo que nos ha ayudado mucho. Y nos va a seguir ayudando.

No lo pierda usted de vista, pues podría ser candidato a la diputación local por el sur. ¿O acaso  le podrían entregar la administración del Puerto Industrial  de Altamira?

------EL GUASÓN PIERDE LOS ESTRIBOS----

Enojado, frustrado  y  fuera de sus cabales, ante su evidente fracaso, durante la visita  del Presidente electo,  Héctor  Garza, el “Guasón” acaba de sacar su obsoleta resortera, para  atacar a José  Ramón Gómez  Leal, el JR.

Su  predecible reacción, confirma la teoría  de Daniel Golemán, (La Inteligencia Emocional), en la  década de los noventa, cuando habla del cerebro primario, donde gobiernan los instintos, y no la razón. Se le conoce como el cerebro  de serpiente.

Con lo anterior, no queremos restarle méritos al coeficiente de la inteligencia guasona, ni mucho menos. A Héctor  Garza se le respeta hacia el interior de MORENA  y se le mantiene en un lugar  de honor, dentro de la estructura obradorista, como un cuadro de prestigio. Sin embargo, su debilidad para asimilar  las derrotas políticas,  es muy obvia.

Míster Garza no sabe que, al golpetear  a uno de los principales operadores  del obradorismo en el estado, lo que está haciendo  es caer en el triste  y  deleznable papel de esquirol. Y  esto último sí  es reprobable  y digno de los más duros señalamientos.

Por otra parte, más que dañar al JR, al que se le está insubordinando,  es al propio AMLO. Si eso hace ahorita, que no tiene una posición importante, que no haría de llegar a tenerla. Sobre todo porque, ya no levanta la mano, sino que reclama ser el próximo gobernador.

Habrá que ver, si el que está tratando de romper  la unidad  de MORENA  en Tamaulipas, es Héctor  Garza o es su segunda personalidad, conocida como El Guasón, su otra mitad, como una especie de doctor Hekyll y Mister Hyde.

Por lo pronto, lo que se le puede recomendar a Héctor Garza, es que se serene, porque el camino rumbo al poder, es todavía muy largo, y no es conveniente agitarse y desgastarse, prematuramente.

El Guasón no debe  de perder  los estribos tan fácilmente. Porque en política, como en todos los ámbitos del quehacer humano… el que se enoja pierde.

Más artículos de: Fernando Acuña
El Partenón

¿Juegan para que Morena gane?

J. Guadalupe Díaz Mtz.

Sí, a Política Coercitiva   

Martha Isabel Alvarado

Caravanas y grupos

Jose Luis B. Garza

Capitalismo de compadres

Carlos López Arriaga

Lo que está por venir

Clemente Castro