Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón

Un informe sonriente

Alberto Guerra Salazar

Voto fiel

Raúl HERNANDEZ

¡Se hará justicia!

José Inés Figueroa

Mensaje

Arnoldo García

Cd. Victoria

Cuando despertó, el dinosaurio ya no estaba allí    

Alberto Guerra Salazar

Viernes 13 de julio de 2018

Faltan más de cuatro meses para que Andrés Manuel López Obrador rinda protesta como Presidente de la República, pero ya está construyendo el nuevo modelo de gobierno que está llamado a combatir la corrupción y la impunidad que hicieron que México sea un país de grandes desigualdades sociales.

Gobierno rico y pueblo pobre es el resultado de un sistema político creado por el PRI y perfeccionado doce años por el PAN, que ya es obsoleto, anacrónico, podrido y superado. La Regeneración Nacional rescatará la esencia del servicio público.

López Obrador se reunió el miércoles en la Ciudad de México con todos los Gobernadores, senadores, diputados federales y presidentes municipales de MORENA, que resultaron electos y compartirán con él la responsabilidad de emprender la cuarta transformación nacional.

El primer tajo va dirigido al corazón del monstruo de la corrupción, que son los salarios fabulosos, privilegios, canonjías, prebendas, fuero, exenciones, de los “servidores públicos” de primer nivel, legisladores incluidos.

Se reducirán a la mitad los salarios de los funcionarios, pero además, ya no tendrán derecho a escoltas, choferes, secretarios privados, uso de aviones y helicópteros oficiales, ni a servicios médicos privados, viajes al extranjero.

El virtual Presidente electo les advirtió que los funcionarios de su administración no podrán contratar a familiares, ni comprar de la noche a la mañana casas muevas o automóviles, tampoco flojear en el trabajo.

En el arranque del nuevo gobierno federal, se reinstalará la Secretaría de Seguridad Pública, que no dependerá de la Secretaría de Gobernación; se derogará el decreto de la privatización del agua, se modificará o revocará la reforma educativa.

También se aumentará el salario mínimo en la frontera y se endurecerán las penas contra los delitos de corrupción, huachicoleo y fraude electoral, se anularán las pensiones que se pagan a los ex Presidentes y pondrán a la venta el avión presidencial.

Hay otras medidas de aplicación paulatina y gradual, que buscan conseguir que los funcionarios públicos del nuevo gobierno federal traten a los ciudadanos con respeto y consideración, para recuperar la mística de servicio extraviada desde hace muchos años.

El triunfo electoral de AMLO ha atizado el enfrentamiento entre escépticos y románticos, unos apostando al fracaso del proyecto reformador de MORENA, y los otros, ofreciendo su entusiasta contribución ciudadana, para hacer realidad el nuevo modelo de gobierno de cero tolerancia.

Los tamaulipecos queremos escribir una nueva historia, que incluya una versión diferente del cuento de Monterroso, donde el dinosaurio de la corrupción desaparezca de la vida nacional, o cuando menos, que se disminuya, difumine, achique, deslave.

En el marco de esta epopeya política, se produjo el nombramiento de José Ramón Gómez Leal como coordinador del nuevo gobierno federal en Tamaulipas, encargado de entrelazar las relaciones y acciones con el gobierno local.

Este nombramiento rompió el récord del médico Egidio Torre López, que tuvo dos hijos Gobernadores, pues el reynosense Pepillo Gómez Reséndez puede presumir de tener un yerno Gobernador y un hijo, Gobernador bis.

Leímos en El Mercurio de Tamaulipas, la declaración de JR en el sentido de que establecerá una muy buena relación con el gobierno que encabeza su cuñado Francisco García Cabeza de Vaca, lo que habla de su innata capacidad diplomática.

Porque además, el cargo no es para cobrar venganzas personales, sino para certificar que las cosas se hagan bien, en el marco de la ley.

La importancia y trascendencia de esta coordinación federal, es que el titular se convertirá de hecho, en una oficialía de partes, donde los ciudadanos y organizaciones civiles podrán requerir el arbitraje en casos de discrepancia, denuncia y queja contra oficinas del gobierno estatal.

Pongamos un ejemplo. Los directivos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción ya se cansaron de litigar en la prensa escrita contra el gobierno del Estado por estar en un segundo año sin abrir la llave de los recursos presupuestados para infraestructura, es decir, obra pública.

Pero los funcionarios panistas no les hacen caso y la cámara de diputados no recoge estos angustiosos reclamos del sus representados pese a que ellos mismos aprobaron los montos del presupuesto anual que no se ejercen.

Como se trata de recursos federales los que nutren el gasto público estatal, y de que se entregan en tiempo y forma cada mes, a la Secretaría de Finanzas, el coordinador federal estará en su derecho de exigir cuentas sobre la falta del ejercicio de este gasto.

También puede recomendar, en nombre del gobierno de la República, que se atienda el pedido de la CMIC, de practicar una reingeniería presupuestal para hacer un equilibrio pues se autorizan más recursos para el gasto corriente, que para infraestructura.

Río Bravo también puede conseguir el beneficio de la intervención federal, para que no siga sufriendo discriminación por parte de los programas gubernamentales, en represalia política.

Por cierto, el gobierno municipal de Rio Bravo concluyó la construcción de un comedor en la escuela primaria “Justo Sierra”, del ejido Ebanito Nuevo y hará otro en la “Benito Juárez”, de la cabecera municipal.

Se trata de beneficiar a niños con padres en situación económica apretada, usando una mezcla de recursos federales y municipales.

En Ciudad Victoria, el presidente municipal electo, Xicoténcatl González Uresti, recuperó una vieja tradición que el PAN echó a la basura, de establecer trato digno y respetuoso con los medios de comunicación.

Xico ganó en las urnas bajo el registro del PAN pero manteniendo su independencia, y visitó en sus oficinas al director general de El Mercurio de Tamaulipas, licenciado Antonio Villarreal Saldívar, para sostener un intercambio de impresiones.

El médico González Uresti planteó al joven editor su convencimiento de que con la colaboración de la sociedad, podrá sacar adelante a la capital de Tamaulipas y regresarle su antiguo esplendor.

Invitó a la prensa el presidente municipal electo, para que apoye con amplia difusión, su programa de gobierno, a partir de octubre, especialmente en la diversificación que hará de la actividad económica, sobre todo en el rubro de turismo y la explotación agropecuaria.

En tanto que en el PRI no hay signos de recuperación sino todo lo contrario. Sergio Guajardo Maldonado convocó a una reunión plenaria pero fue desairado y los pocos que fueron, no pudieron quitarse los rostros de funeral.

Todos los candidatos recibieron invitaciones pero no asistieron Oscar Almaraz, Alejandro Guevara, Chuchín, Daniel Peña Treviño, Serapio Cantú Reséndez, Juan Diego Guajardo, Magdalena Peraza. No fue ni siquiera el presidente victorense tricolor, Ambrosio Ramírez ni Edgar Melhem Salinas.

Sergio estuvo en la Ciudad de México en una reunión de René Juárez Cisneros con los dirigentes estatales, donde les pidió mantener la unidad para ir al encuentro del nuevo México.

Al cierre de la columna recibimos la información extraoficial, de que la nueva Secretaría federal de Seguridad Pública, que estará a cargo de Alfonso Durazo, podría ser instalada en Tamaulipas, por ser líder nacional en narco-violencia.

Ayer ejecutaron a una joven pareja, en su casa, a balazos, en Ciudad Victoria.

Y se cumplió un año de estar actuando la fiscalía anti-corrupción, sin ningún funcionario o ex funcionario sentenciado por delitos comprobados. Se ha usado más bien como instrumento de venganzas políticas.

Otros corruptos, los dueños del sindicato de PEMEX, tiemblan porque un viejo expediente abierto en su contra en la PGR, se reabrió seguramente por los nuevos tiempos políticos que corren.

Carlos Romero Deschamps, Esdras Romero y Moisés Balderas Castillo, el primero Senador de la República, el segundo, diputado federal, y el tercero, diputado local, están acusados de desvío de dinero, operaciones con recursos de procedencia ilícita, fraude, extorsión, enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada.

Con estos próceres de la Revolución quiere el PRI recuperar espacios.

Más artículos de: Alberto Guerra Salazar
El Partenón

Leticia coquetea con Morena

J. Guadalupe Díaz Mtz.

Regalo de cumpleaños

Martha Isabel Alvarado

Los nuevos corsarios

Oscar Jiménez

Justicia en marcha

Carlos López Arriaga

Los primeros escarceos

Clemente Castro