Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón

Farol de la calle

Angel Virgen Alvarado

Habemus candidato

José Inés Figueroa

Alianzas

Arnoldo García

Cd. Victoria

Egidio quiso crear una nueva clase política    

Alberto Guerra Salazar

Jueves 17 de mayo de 2018

Ya lo habíamos dicho: la figura de candidato independiente fue usurpada por vividores profesionales pues nació para dar espacios de participación a ciudadanos apartidistas, distantes de la función pública, ajenos a las esferas gubernamentales, y resulta que fue asaltada por parásitos del tipo de Francisco Chavira Martínez y Margarita Zavala.

Es un acto de irresponsabilidad la renuncia a la candidatura presidencial y no debería de aceptarse, porque la esposa de Felipe Calderón Hinojosa sabía de antemano que esto no es un juego (la candidatura, la política sí lo es), pues están en la imprenta millones y millones de boletas con su nombre.

Es una burla que la señora invoque principios de congruencia y de honestidad política, al reconocer que las tendencias recogidas mediante encuestas de opinión, prevean una derrota suya en las urnas. Nunca tuvo la mínima posibilidad de ganar. Nunca.

También es inaceptable la excusa de que se raja porque no tiene dinero ni para pagar a sus colaboradores, pues ella misma renunció a las prerrogativas que le corresponden, independientemente de que su familia está integrada por millonarios.

Si es congruente con su declaración de congruencia, Margarita no dará línea, abierta o subrepticia, para que sus simpatizantes (obligados o espontáneos) apoyen a Ricardo Anaya Cortés, pues lo tiene sentenciado por haberle agandallado la candidatura.

(Simpatizantes obligados son aquellos que recibieron beneficios materiales del matrimonio Calderón-Zavala durante su estancia sexenal en Los Pinos, y simpatizantes espontáneos son aquellos ciudadanos que creyeron realmente en el proyecto suyo, tal vez por su condición de mujer, tal vez porque son ingenuos o nomás por hacerle el feo al PRI).

Es pertinente traer a colación el libro de Alvaro Delgado, El Amasiato, publicado en 2016, donde revela el pacto entre Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, para postular a Margarita y aplastar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

No contaban conque Anaya les ganaría la delantera al apropiarse anticipadamente de la candidatura, lo que hizo necesario improvisar un Plan B consistente en la candidatura independiente y su posterior declinación a favor del candidato del PRI.

Lástima que se trate de una maquinación burda, grotesca, patética, que los exhibe en toda su miseria moral y política y que por supuesto, está condenada al fracaso. Maniobra conocida, maniobra fallida, dice el clásico.

Decíamos ayer que Ramón Garza Barrios fue presidente municipal en Nuevo Laredo (2008-2010), diputado local, presidente del Congreso local, coordinador estatal del Movimiento Territorial.

Ahora es candidato de MORENA a la presidencia municipal y se vio obligado a dar una respuesta, hasta ahora, de las acusaciones que le hicieron desde que dejó el cargo edilicio, de haberse embolsado cientos de millones de pesos que estaban destinados a la construcción de colectores pluviales.

En El Mañana de Nuevo Laredo y en redes sociales, Ramón reveló detalles de aquella trama política-jurídica que lo llevó a defenderse en tribunales donde todavía no hay una sentencia pero donde se confirmó que el dinero fue desviado y no saben a dónde.

Los colectores iban a resolver problemas crónicos de inundaciones pues la COMAPA no tenía instalaciones suficientes. Con financiamiento del Banco de Desarrollo de América del Norte, recursos del Ayuntamiento y del gobierno del Estado, emprendieron la construcción.

Ramón dio cuenta en su III informe de la feliz terminación de las obras, pero el nuevo presidente municipal, Benjamín Galván Gómez, hizo una visita de inspección y descubrió que cuando menos uno de los colectores, era mentira.

Hicieron la excavación pero faltó el revestimiento de concreto y obras complementarias e inmediatamente hizo pública la denuncia, pidiendo la intervención de autoridades estatales.

Pero fue entonces flor de un día, mucho ruido y pocas nueces, un escándalo rápidamente sofocado mediante la misma fórmula que dio inmunidad e impunidad a otro presidente municipal, José Suárez López: son instrucciones de Ciudad Victoria, ya no le muevas.

Hoy, Ramón Garza Barrios confirma el involucramiento del gobierno estatal, con la revelación de que efectivamente, uno de los colectores quedó inconcluso porque no llegó el dinero prometido desde Ciudad Victoria, algo así como cien millones de pesos.

Dice Garza Barrios que renunció al PRI debido a que lo abandonaron a su suerte y que este partido perdió principios y valores en el ejercicio de la política con Egidio Torre Cantú como Gobernador, a quien atribuye la intención infructuosa de destruirlo.

Hace Ramón la confidencia, de que Egidio repudiaba a la clase política que lo encumbró (Eugenio Hernández Flores como lider) y pretendió crear una nueva, aunque seguramente desistió en el camino, pues se rodeó de mediocres y ladrones como él.

Denuncia el ahora abanderado de MORENA, que Torre Cantú hizo desaparecer 25 cajas con documentos de sus cuentas públicas, para meterlo en apuros y dificultarle la justificación del gasto anual autorizado por el Congreso.

Pero no contaba el mandatario de la época, de que tenía copias digitalizadas de los documentos, para echar abajo la pérfida maniobra.

Ramón Garza Barrios esgrime como bandera de campaña, la oferta de que terminará de construir el colector fantasma, con dinero que él se encargará de conseguir de cualquier manera, pero que primero deben darle el voto que lo convierta en presidente municipal.

Vueltas que da la vida. Benjamín Galván Gómez (qepd) acusó pero sólo en los medios, a Garza Barrios por el tema de los colectores, pero otro presidente municipal, del PAN, Carlos Cantúrosas Villarreal, lo demandó penalmente por el miso asunto.

Ramón se defendió contra-demandando y así están ambos trenzados, en los tribunales. Pero, ahora, Cantúrosas y sus simpatizantes, apoyan a MORENA y a Garza Barrios, para impedir la reelección del traidor de Enrique Rivas Cuéllar.

Cantúrosas era el candidato de MORENA, pero el PAN-gobierno aceitó la maquinaria judicial para impedirle poner un pie en territorio cuerudo, so pena de ser levantado.

Por cierto, un juez federal regañó a los poderes ejecutivo y judicial de Tamaulipas, por haber violado el amparo concedido a tres periodistas, que los protegía contra traslados a otros penales del Estado.

Los tres periodistas están de regreso en Nuevo Laredo, gracias a que sus familiares, defensores y colegas, pusieron la denuncia del desacato del gobierno estatal y desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ordenaron su reingreso al penal fronterizo.

En Tampico, la anciana Magdalena Peraza Guerra anda paranoica pues se queja de que gente del INE (quiso decir del IETAM) la acosa, persigue, fiscaliza, investiga y husmea, tratando de descubrirle irregularidades en la campaña.

Sus amigas de correrías tratan de apaciguarla con el consuelo de que el que nada debe, nada teme, pero también le recomiendan discreción y prudencia, como por ejemplo, no visitar las bodegas municipales.

Ayer se repitió un bancazo en el puerto jaibo, ahora en Scotiabank de la calle principal, producto de la inseguridad que azota a todo el Estado, como la tarde de terror que se vivió el martes en el corredor carretero Reynosa-Río Bravo, con balaceras, persecuciones, bloqueo, poncha-llantas, robo de vehículos.

En Reynosa hubo ayer el hallazgo de dos cuerpos de muchachos, muertos a balazos, en sectores diferentes.

En temas electorales, Oscar Almaraz Smer no tiene vergüenza pues usa como lema de campaña “me avalan los resultados”, cuando Victoria es un asco, ciudad enferma, como la definen algunos regidores y el médico Xicoténcatl González Uresti.

Le va a ocurrir a este abominable político lo mismo que a un candidato del pasado, que pedía el voto con el eslogan “porque tu me conoces”, y fue justo por eso, que lo mandaron al basurero de la historia.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Más artículos de: Alberto Guerra Salazar
El Partenón

¿Juegan para que Morena gane?

J. Guadalupe Díaz Mtz.

Vaya ridículo

Martha Isabel Alvarado

Caravanas y grupos

Jose Luis B. Garza

Guardia Nacional

Carlos López Arriaga