Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón

'Algún día'

Angel Virgen Alvarado

Lazos de amistad

Raúl HERNANDEZ

Marea azul

José Inés Figueroa

Desmorona

Arnoldo García

Cd. Victoria

Debate: craso error, echarle montón a AMLO

Fernando Acuña

Jueves 19 de abril de 2018

La psicología  nacional , aconseja no excederse  en echarle montón a AMLO  en el debate de éste domingo, pues el ciudadano común, suele estar con la víctima, y no con los pandilleros. Hasta el pobre infeliz del Bronco que no tiene nada que hacer ahí, ya trae su consigna anti Peje, bajo los cascos de su caballo.

Me parece que el más  urgido de todos por levantar figura, es  Meade, pero  si quiere escalar,  antes que a Obrador,  al que deberá de dejarle caer  sus  ataques  es  a Ricardo  Anaya, pues solo así lo  bajaría del segundo puesto.

Aparentemente  al “cabeza  de cerillo”, no le interesaría  torpedear  a Meade, pues lo tiene abajo, pero si lo deja ileso en el debate, RAC podría pagar las consecuencias a corto plazo, pues nadie garantiza que, las pesquisas legales  en su contra, por el lavado de dinero, ya no se vayan a dar.

Habrá  que ver cual es el comportamiento de Anaya, en relación al abanderado externo del PRI. Si lo perdona, es que el candidato del Frente por México, está tendiéndole una mano a Peña Nieto, y busca evitar que lo  sigan desgastando, con el escándalo de la corrupción en los medios. En la víspera, Anaya ha dicho que va por el voto útil del PRI, y en este sentido, tal vez, su estrategia ante Meade, sea de ignorarlo, e irse sobre Andrés Manuel.

Para efecto  de jalar votantes panistas,  habrá que ver también, cual será la postura d e Margarita Zavala ante Ricardo Anaya, con quien  mantiene fuertes  desencuentros. Un ataque de la señora de Calderón sobre el candidato del Frente, sí  lo afectará, por lo cual habrá que ver como resuelven ambos sus viejos litigios: ¿con el silencio mutuo o cobrándose las afrentas?

En relación al cínico del Bronco, ya sabemos cual va a ser su papel: utilizar sus dichos burdos y grotescos, soltar una que otra maldición frente al país, con el afán de ganar una notoriedad que nadie le otorga. Y un prestigio que jamás tendrá, por prestarse a servir como esquirol de la democracia mexicana.

Hasta lo que tenemos entendido, sabemos que  desde Los Pinos,  se  ha notificado a los gobernadores  priistas, para que  se abstengan  de hacer tratos con Ricardo Anaya.

La orden presidencial  se  lleva a cabo a través  de Luis Videgaray caso, mismo que está advrtiendo a  los mandatarios tricolores, hechura  de Peña Nieto, como es el caso  del sinaloense Quirino Ordáz, y algunos otros, para que se tapen los oídos, ante el canto de las sirenas anayistas, llamadas  Diego Fernández  de Cevallos , Y  Jorge Castañeda.

En lo  concerniente  a  AMLO, lo mejor que le puede pasar es que, el sea declarado ganador del primer debate, pues  alargaría, todavía más  su ya amplia ventaja.

Otro resultado que le sería estratégicamente favorable, sería un sorprendente triunfo de Meade. Pero lo peor que podría sucederle, es que, los  medios y todo su andamiaje sistémico,  se inclinasen a favor  de Anaya.

De manera que, si Meade  es declarado el triunfador, no pasaría nada, pues, los puntos que acumularía el candidato priista, apenas le alcanzarían para empatar  a Anaya o superarlo por un punto. Pero  se ve difícil este resultado.

Más  allá  de  lo que será  la mecánica del debate, lo  más  importante es lo que se vivirá inmediatamente después de concluir  éste ejercicio democrático, pues  cada uno de los  contendientes, utilizará  su  bastión mediático más socorrido, para hacer  valer  su triunfo.

En el caso de AMLO, sabemos que  es el campeón de  las redes sociales, y que será en este sector  mediático, donde más  se harán sentir los argumentos  a su favor. En lo que se refiere  a Meade  y a Anaya, tal vez,  dividan glorias  en la Televisión  y en la radio, así como también en la prensa. En éste último sector, donde  se localiza el pensamiento crítico  y democrático más lúcido, es también muy posible que,  muchas de las grandes y reconocidas plumas del país, presenten alegatos editoriales, a favor del Peje.

LA  TEMÁTICA DEL DEBATE: El tema del aeropuerto,  no es un tema que le interese  a todo el país, pues a la gran mayoría de los mexicanos, lo que nos interesa es tener el alimento seguro y un empleo bien remunerado. Pero buscarán utilizar, las recientes  declaraciones  de Carlos Slim para  poner en evidencia a AMLO como intransigente. Este tipo de temas, no le quita muchos puntos a  Andrés Manuel, además  recuerden que, el hecho de ir contra SLIM, puede granjearle  el respaldo del grupo Televisa, adversarios del Grupo Carso.

El tema que más  le pega a Meade, es el de la inseguridad  y el narcotráfico, pero también  tenemos los famosos paraísos fiscales de Panamá Papers, y algunos otros milagritos. Para Ricardo Anaya,  el escándalo  de la corrupción y el lavado de dinero, le representará  un duro escollo, en el momento en que pretenda  erigirse como el adalid de la lucha anti corrupción.

Andrés  Manuel López Obrador , llega al debate con más  de 14 puntos de ventaja, sobre el segundo lugar.

Existe un dato curioso que les quiero compartir: de acuerdo a los posicionamientos históricos  de abril del 2006 y abril del 2012, los punteros en las encuestas de ese entonces, Felipe  Calderón  y Enrique Peña Nieto,   ganaron finalmente la presidencia  de la república.

Más artículos de: Fernando Acuña
El Partenón

Dónde jugarán los niños

Martha Isabel Alvarado

MORENA y la Suburban

Oscar Jiménez

La impactante zona libre

Jose Luis B. Garza

Control de daños

Carlos López Arriaga

Fácil no será

Clemente Castro